Nueva normativa de ENDESA

El 28.12.2018 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Resolución del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en virtud de la cual se aprueba, entre otras, la Norma Particular de Endesa NRZ 103 sobre “Instalaciones de Enlace conectadas a la red de distribución. Consumidores de baja tensión”. Edición 2.

Dicha Resolución establece que dicha normativa entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE estableciéndose un periodo transitorio de seis meses en el que se podrán seguir aplicando las especificaciones particulares anteriormente vigentes.

Esta nueva normativa toma en consideración la necesidad de instalar protección contra rayos y sobretensiones. Es, sin duda, una buena noticia pues la incorporación de protecciones en las instalaciones de baja tensión representa una mejora de las mismas en términos de seguridad que, evidentemente, redundará en beneficio de todos los usuarios.

Así, en el punto 8.3 se establece que:

“Las concentraciones estará formadas eléctricamente por las siguientes unidades funcionales:

  • Unidad funcional de interruptor general de maniobra.
  • Unidad funcional de protección contra sobretensiones.
  • Unidad funcional de embarrado general y fusibles de seguridad.
  • Unidad funciona de medida.
  • …/…


Protección contra sobretensiones en la concentración de contadores

En el punto 8.3.2 “Unidad funcional de protección contra sobretensiones” se describe cómo debe ser y qué requisitos debe cumplir la protección contra sobretensiones que debe instalarse. Así, dispone: “ Los dispositivos dedicados a la protección contra sobretensiones transitorias, serán de tipo 1 según norma UNE-EN 61643-11, pudiendo realizarse con un dispositivo múltiple o con dispositivos unipolares. De acuerdo a las recomendaciones de la norma UNE-HD 60364-5-534 deberá tener una corriente de impulso de descarga, Iimp, mínima de 12,5 kA entre fase y neutro y de 50 kA entre neutro y tierra, con un Nivel de protección Up ≤ 2,5 kV. En aquellas instalaciones en las que se prevean intensidades de descarga del rayo muy altas, se utilizará un nivel de protección superior una Iimp de 25 kA entre fase y neutro y de 100 kA entre neutro y tierra”

En este primer párrafo establece los parámetros técnicos que definen las prestaciones del dispositivo de protección a instalar en las centralizaciones de contadores. En este punto, es importante destacar que, por mayor seguridad de las instalaciones y equipos, hubiera sido deseable exigir un nivel de protección de 1,5 kV.  

En cuanto a la corriente de impulso de descarga exigida, es razonable distinguir distintos escenarios de riesgo para aplicar protecciones más o menos exigentes. Sin embargo, lamentablemente, la práctica nos demuestra que la tendencia que se impone es la de instalar los equipos más económicos posibles, de modo que prácticamente nunca se optará por equipos más robustos en los casos en los que éstos fueran necesarios.

Seguidamente, el texto describe el tipo de tecnología o en base a qué debe estar desarrollado el dispositivo de protección. Así, dispone que la unidad funcional de protección contra sobretensiones “Estará constituida por dispositivos de tipo descargador de gas o spark gap (vía de chispas). Dispondrá de señalización del estado de las protecciones (internas, externas o ambas) y deberá ir protegida por medio de fusibles con una intensidad nominal según recomendación dl fabricante de la protección contra sobretensiones y las características del suministro. El poder de corte de corriente de cortocircuito de la protección, en las fases, no puede ser inferior a 12 kA eficaces.”

Este texto es muy importante ya que la norma exige que los dispositivos de protección estén desarrollados a partir de la tecnología de vía de chispas. Por tanto, quedan fuera de aplicación aquellos que realicen la protección por medio de varistores. La razón de esta explícita exigencia radica en la necesidad de garantizar la coordinación energética de las protecciones. Con los varistores esta garantía no puede darse y, tratándose de seguridad, no se puede ni se debe correr riesgos y, mucho menos, si pueden evitarse fácilmente.

Nota: Sugerimos, para mayor información a este respecto se consulte el artículo técnico: “Coordinación energética entre descargadores”


Protección contra sobretensiones en las instalaciones individuales: ¿cuándo, dónde y qué tipo de protección debe instalarse?

En el punto 10 de la normativa “Dispositivos Generales de Mando y Protección, Interruptor General Automático se hace mención a la protección contra sobretensiones.

Así, concretamente, en el punto 10.4 se establece:

  • “Si la alimentación es desde una concentración de contadores en la que se haya instalado un dispositivo contra sobretensiones transitorias tipo 1, los protectores contra sobretensiones transitorias por a la protección individual del cliente serán de tipo 2 según UNE-EN 61643-11. De acuerdo a la norma UNE-EN 60364-5-635, su intensidad nominal deberá ser de al menos 5kA, recomendándose valores más elevados en lugares susceptibles de alta incidencia de sobretensiones transitorias. El nivel de protección Up que proporcionará este elemento no será superior a 1,5kV (Up ≤ 1.5 kV). “
  • “Si la alimentación no procede de una concentración de contadores o procede de una concentración de contadores que no dispone de protección contra sobretensiones transitorias tipo 1, una adecuada protección contra sobretensiones requiere añadir a la protección tipo2, otra protección individual de tipo 1 con corriente e impulso, Iimp, de al menos 12,5 kA. se recomienda la instalación de un protector combinado de tipo 1+2 para ahorrar espacio en el cuadro.”

La mención explícita de estos dos supuestos es muy conveniente y pone de manifiesto la consideración de un principio básico en la protección contra rayos y sobretensiones en instalaciones de baja tensión: el principio de protección escalonada. Guarda, además, total coherencia con la normativa nacional e internacional vigente.

Nota: Sugerimos, para mayor información a este respecto, se consulte el artículo técnico: “Coordinación energética entre descargadores”

Finalmente la normativa hace mención también al dispositivo de protección contra sobretensiones permanentes al establecer que: “Asimismo el protector frente a sobretensiones permanentes, según norma UNE EN 50550 y cuyo criterio de selección se indica en la Guía-BT 23, irá generalmente aguas arriba del de transitorias, si bien se podrá instalar el protector contra sobretensiones transitorias aguas arriba del protector contra sobretensiones permanentes si el primero soporta la máxima sobretensión permanente prevista.”